Cambiar (idioma)

 Contáctanos: info@cbrai.com

Portal immobiliario Cbrai

Turismo internacional en la Costa Brava, ¿es una buena razón para comprar un piso en Roses?

Turismo internacional en la Costa Brava, ¿es una buena razón para comprar un piso en Roses?

Lunes 9, Enero 2017 (15:57:37)

Las personas que se acercan a una inmobiliaria en la Costa Brava, en muchas ocasiones son atraídas a esta hermosa zona por su reputación como sitio turístico de primer nivel. Muchas de estas personas ya han pasado una temporada estival disfrutando de las playas, instalaciones náuticas y paisajes maravillosos de esta región.

Y es que hablar de turismo no es sólo hablar de sitios para disfrutar, es hablar de toda una infraestructura, de una configuración en la construcción de casas y pisos, la existencia de una serie de servicios y de muchas oportunidades de negocios e inversión. 

Es por ello que el turismo y las adquisiciones inmobiliarias van de la mano en áreas que como la Costa Brava viven prácticamente de su atractivo turístico, y en Cbrai nos parece pertinente analizar esta relación que motiva a muchos de nuestros clientes.

¿Por qué el turismo internacional ama la Costa Brava?

España en general es un país que el turismo internacional europeo y de otras latitudes (por ejemplo Asia y Norteamérica) prefiere por diversas razones. Está en Europa y como tal, cuenta con un bagaje histórico y cultural vasto y bien conservado, pero además cuenta con una temperatura templada y no extrema (sobre todo en su costa Mediterránea) que otros países europeos. De hecho, sólo Portugal e Italia atraen el mismo tipo de turismo internacional: ese integrado de personas que quieren disfrutar de las comodidades de estar en Europa pero a la vez, gozar de playas paradisiacas y de veranos tórridos como en el trópico.

Claro que en España podemos encontrar muchas zonas que han desarrollado sus instalaciones turísticas hasta convertirse en sitios de fama internacional corroborada (lo que sucede por ejemplo con Ibiza), pero la costa mediterránea catalana no se queda atrás y en particular nuestro pequeño rincón de Girona, la Costa Brava se ha ganado a pulso el amor de muchos turistas y personas que se instalan en el área de forma definitiva.

La razón es el sano equilibrio entre instalaciones de primer nivel y pequeños rincones naturales sin tanto desarrollo turístico. ¿Quieres pasar un momento de placer náutico en una marina con una infraestructura absolutamente moderna? Lo puedes hacer en la Costa Brava. Pero también si quieres hacer largos paseos por la naturaleza, bordear el mar en sitios agrestes y llenos de brillo auténtico y natural, estás en el lugar correcto. 

Este balance ha enamorado a propios y extraños y otorga un gran encanto y también un amplio potencial de inversión a la Costa Brava y a cada una de sus pequeñas ciudades y pueblos.

Elementos de una zona con empleo estacional debido al turismo

Para quienes una vez enamorados de la Costa Brava deciden que quizá es una buena idea adquirir un bien inmobiliario en la zona, tampoco es un secreto que el pico de actividad y de movimiento en todos los sentidos en esta área se vive en verano. El hecho de contar con playas tan paradisíacas e instalaciones aptas para la práctica de deportes marítimos y náuticos, hace que el grueso del turismo llegue a pasar sus vacaciones precisamente entre los meses de junio y septiembre. Todos los negocios que giran en torno al turismo trabajan sin parar en estos periodos y con un poco menos de actividad el resto del año. 

Existe una población de base y una población fluctuante que vive en la zona sólo en temporada de vacaciones de verano, y otro tipo de turistas que se acercan a visitar estas playas en otros momentos del año, por ejemplo, el puente de Todos Los Santos o incluso en diciembre. Todos estos factores inciden en el tipo de construcciones, en los gastos para su cuidado en el tiempo que permanezcan vacías, o en la posibilidad de subarrendarlas en caso de que el propietario así lo considere oportuno. Así mismo, le otorgan un carácter especial a los negocios de todo tipo, desde restaurantes y hoteles, hasta los más diversos, como por ejemplo, el cuidado de piscinas o las empresas de fontanerías y reformas. Todo se configura de cara al verano, la playa y el sol, lo cual no es negativo, es especial y muy característico de las poblaciones de la costa.

Inversiones y oportunidades

Para quien se acerca a una inmobiliaria en la Costa Brava con la idea de adquirir ya sea un piso, una casa o incluso un local comercial, toda esta configuración de cara al verano y la afluencia de turismo local, nacional e internacional abren una amplia cartera de oportunidades de inversión. Se puede comprar una casa para usarla un periodo breve en agosto por ejemplo, cuando el clima es más benigno y fabuloso y subarrendarlo mediante una inmobiliaria el resto del año, en que el turismo venido de países más fríos está garantizado. Otra opción es comprar una casa, remodelarla y revenderla haciendo uso de una inmobiliaria con presencia en otros países europeos, en que se considera que los precios del mercado inmobiliario son bastante accesibles. 

Hay más opciones en términos de inversiones, como por ejemplo el hecho de adquirir un local comercial y emprender un negocio de cara a la gran cantidad de visitantes que recorren la Costa Brava en los distintos momentos del año: un bar, un restaurante o algún tipo de negocio enfocado a la venta o alquiler de material para la práctica de deportes marítimos como el esquí acuático, el buceo y otros. O bien, ese mismo local puede subarrendarse y dar muy buenos dividendos.

El panorama es amplio y presenta muchas oportunidades tanto de inversión a futuro como de disfrute de esta zona tan bendecida en términos de mar y naturaleza. Con la adecuada asesoría de una agencia inmobiliaria en cualquiera de los pueblos de la Costa Brava, cualquier interesado puede encontrar la mejor alternativa para su bolsillo y sus intereses personales.